ESPECIALES

«YO SIEMPRE AMÉ TU LOCURA…»


«Mi vida ha sido una lucha sin tregua. Pintar me produce una suma de gozo, vida y muerte»

Hace mucho tiempo que tenía ganas de hacer este post. Si bien amo mi profesión, y el lugar generado en este blog, confieso que hay algunas entradas que me conmueven mucho más que otras. Y hoy no es la excepción.
Adoro Japón y toda su cultura. Ya lo conocen. ¿Recuerdan el post sobre Hiroshi Sugimoto y su colaboración para Hermès? Para quien quiera releerlo pase por aquí

Hoy, volvemos a hablar de colaboraciones. Hoy, Yayoi Kusama, con su interesante vida personal, invade el blog con lunares.  Y con su historia. Es considerada una de las artistas más relevantes de su Japón natal. Influenció a Andy Warhol (otro artista al que adoro). Es sorprendente, excéntrica, original…Y puedo seguir…
Hoy el romance entre arte y moda vuelve a manifestarse. 

Soy una convencida que uno se convierte en lo que quiere y ese camino recorrido habla de nuestro pasado en nuestro presente. Presente que, en este caso, encuentra a Yayoi colaborando con una de las firmas más importantes de la moda: Louis Vuitton. Pero…para conocer su actualidad debemos volver al pasado en clave de historia personal.

«Latitud de vidas paralelas…»

Con 83 años de edad y un dato curioso sobre sus últimos 35… Los pasó (y los pasa) en un Neuropsiquiátrico donde se exilió por propia voluntad. Además, de un encierro físico, es víctima de otro encierro, un encierro en sí misma. Puntos, redes y espejos que la atormentan desde pequeña no la dejan escapar. 
Sin embargo, pudo atravesar una de esas redes: la del propio conservadurismo de su familia. Pretendió y pretende escapar de ella a través del arte. Arte que estudió en Tokio. Arte que le permitió mudarse a Nueva York. En sus primeras pinturas lo surreal y la abstracción la invadieron. Luego, trabajó con lienzos gigantes como redes de puntos blancos.

Su obra la envuelve hasta el infinito, son redes del infinito. Su propia obra es su propia prisión y con ella su despersonalización. 

En ese mundo vive una especie de realidad paralela a aquella realidad que conocemos como palpable, tangible. Esa realidad que todos transitamos en mayor o menor medida. Y nadie está exento de vivir preso de algo que nos acompaña toda la vida. En su caso, sus alucinaciones.


¿Quién es esta it girl del arte?
Mientras en los ´60 Los Beatles le ponen música al mundo, ella se convierte en la chica de moda del Pop Art y de la psicodelia. Una obsesión por los cuadros de puntos (a causa de alucinaciones infantiles) se traducen  en todas sus formas de expresión: performances callejeras, fotografías, películas experimentales y happenings (un caso emblemático fue desnudarse en rechazo a la Guerra de Vietnam).

«Ella es mi chica lunar…»

Marc Jacobs tentó a Yayoi Kusama para colaborar con Louis Vuitton. Muchos años pasaron hasta que, finalmente, dio el sí. Una pequeña Kusama que invadió no sólo esta colección cápsula sino las vidrieras de las diferentes tiendas de la firma, en su presentación alrededor del mundo. No es la primera vez que Louis Vuitton cuenta con colaboraciones especiales. Así sucedió anteriormente con Richard Prince y Takashi Murakami. Y ahora es ella quien hace historia.


Su identidad está dada por los lunares Polka, también conocidos como Polka Dots. Lunares que invaden diferentes superficies en colores vibrantes. Si algo faltaba es que ella fuera su propio lienzo. Ella también se convirtió en lugar para su arte al lucir traje a lunares en colores intensos y pelucas rojas.

Y así fue como compartió su arte para reversionar a  Louis Vuitton ¿Conocemos el fabuloso resultado de esta amalgama que no deja de ser ideal?


Los clásicos bolsos

Zapatos

Indumentaria


Accesorios



No podíamos dejar pasar este año sin hablar de ella. De ahora en adelante queda en ustedes adentrarse en su tan apasionante vida. Bien vivida.

Ella transformó sus alucinaciones infantiles en arte y nos alucina con su arte. Alguien que transformó su obsesión en su pasión al poner el deseo en acción. Bien merecido sea nuestro reconocimiento…

Este post no podía no estar acompañado por la poesía musical de nuestro querido Gus Cerati que le da voz al título y a cada subtítulo…

¡Alucinante miércoles! 

¡Muchos besos!

(Imágenes: buscador google)
Anuncio publicitario
OBJETO DE DESEO

«POLAROID DE LOCURA (EXTRA)ORDINARIA»


¡Bienvenidos a un post que me encanta! Lejos de mí está en hacerles creer que los elogios corresponden a una auto exclamación. ¿Por qué digo que me encanta? Para quienes me conocen saben de mi amor por la cultura y filosofía oriental (por sobre todo la japonesa) acompañada de sus costumbres y de sus más fieles representantes (de todas sus áreas). Así como en otro post hablamos algo sobre la escritura de Murakami (aquí). Hoy hacemos foco, y valga la metáfora, en el fotógrafo Hiroshi Sugimoto y su colaboración para Hermès Editeur (pañuelos de autor o carré d´artistes). Esta es la tercera asociación que lleva adelante la histórica casa para desarrollar una colección cápsula super exclusiva (anteriormente fueron Josef Albers y Daniel Buren).

De esta manera volvemos (una y otra vez) a un tema de debate: la fusión arte y moda. ¿La moda puede considerarse arte? Y viceversa ¿El arte puede ser moda? Pensemos que ambos pueden abrazarse…

En este caso en particular, Hiroshi Sugimoto y Hermès se unieron para crear una serie de 20 pañuelos. Esos famosos carrés por los cuales morimos de amor las mujeres. 140 x 140 cm de belleza sin igual. Es una edición limitada ya que se reprodujeron sólo 7 veces y cada uno está numerado. Un objeto de lujo absoluto y con precios accesibles sólo para un grupo selecto. Pero quién dijo que no podemos contemplarlos? Así el lujo se vuelve asequible para todos…

Cada polaroid con su correspondiente carré…

Quien pudiese pensar que fue producto de elegir imágenes al azar está equivocado. Trabajo y disciplina fueron de la mano. Hiroshi Sugimoto viene trabajando hace tiempo en las fotografías con su polaroid. Su estética histórica lo define: horizontes imposibles y misteriosos parámetros. Horizontes imposibles y misteriosos parámetros que hoy se vuelven pañuelos. ¿Quién dijo que no puede desafiarse al tiempo?

Un «viaje» a través de cada polaroid nos permite ver su intención por manifestar los colores que pasan inadvertidos al ojo humano.

Hace un par de años atrás, presentó su proyecto a Pierre Alexis Dumas, directo artístico de Hermès. Así comenzó su alianza con la firma de «la cajita naranja»

Durante fines de 2009 y principios de 2010, la rutina de Sugimoto consistió en despertarse todos los días a las 5.30 para aprovechar las claras mañanas de Tokio. Básicamente y porque no soy una experta en la materia, lo que hizo fue aprovechar el reflejo del sol naciente a través de un prisma de cristal donde se reflejaron pinceladas únicas de color en las paredes blancas de la habitación elegida. El resultado, diferentes matices cromáticos. Y ahí estaba él con su vieja polaroid para capturar el momento. De esta manera se dio origen a «Couleurs de l´Ombre» o  «Colores en la sombra».

Para poder trasladar esas fotografías a los carrés, se construyó una impresora a chorro de tinta especial.




Un poco de Tokio Blues…

Hiroshi Sugimoto nació en el año 1948 en Tokio. En 1970 estudió fotografía en Estados Unidos, en el Art Center College of Design. Siempre lo rigieron los principios de conceptualismo y el minimalismo. Basta con recorrer esta galería de carrés o adentrarse en su trabajo para comprobarlo.

Es quizás esta imagen la metáfora de la fusión entre moda y arte…


¿Ha podido Hiroshi Sugimoto atrapar, finalmente, al tiempo ampliando la percepción sobre esta cualidad abstracta? No lo sabemos…Si sabemos, o al menos es una opinión personal, que ha podido atrapar mi atención con tan maravilloso talento…

¡Bonito jueves!

¡Muchos besos!

(Imágenes: Gentileza Hermès y buscador Google)