COLECCIONES

UNO ENTRE MIL: PARTE DEL TODO, POR EVAGELINA BOMPAROLA 

En un mundo en el que la “identidad” resulta de una superposición de “fotos” con múltiples máscaras – muchas veces contradictorias-  acorde a un contexto vertiginoso, encontrar una identidad coherente, sostenida a lo largo del tiempo, es un verdadero lujo.

(gentileza Evangelina Bomparola)

(gentileza Evangelina Bomparola)

Es el fiel reflejo de quiénes se mueven a su propio ritmo, sin miedo a volver sobre sí mismos – cada vez que sea necesario- para reflexionar sobre el camino recorrido y para mostrarnos lo que desean. No por el simple hecho de ocultar sino para animarnos  a descubrir.

“Parte del todo” es el nombre del invierno 2016 de Evangelina Bomparola. Es un primer acercamiento a la colección para completarse con la puesta en escena. En este círculo perfecto todo resulta de un gran significado más que de un producto del azar.

Si nos tomamos la licencia de intentar una de las múltiples interpretaciones podemos partir de Aristóteles y su principio“El todo es más que la suma de las partes”. Según el filósofo, a partir del recuerdo (de lo que fuimos) surge la experiencia. Si trasladamos este concepto a nivel indumentaria podemos ver cómo lo nuevo de Eva se amalgama orgánicamente con sus creaciones anteriores para escribir su historia. La relación y conexión en el uso de los materiales: sedas, lanas, cuero resultan un buen punto de partida.

Si la experiencia se materializa con el saber y con el conocimiento adquirido ¿Cómo sucede en “Parte del todo” el abrazo a todos los sentidos? A través de volados en camisas o botones forrados con el mismo género; mediante las diversas texturas como el cuero y las pieles en chalecos; o gracias a la paleta de colores que contempla los clásicos blanco y negro pero suma rojos, verdes y celestes; o mediante el uso de lazos.

Si profundizamos, aún más, vemos que en la colección aparecen prendas de temporadas anteriores. Sólo por citar un ejemplo, la capa con infinitos flecos de cuero. O vestidos de “verano” que mutan en invierno al sumar mangas. Una forma de revisar-nos y avanzar. ¿Quién dijo que para hacerlo es necesario cortar todo vínculo con el pasado? Son estos sucesivos estadios – o en lenguaje Bomparola cada una de sus colecciones- los que llevan a la complejidad (que mucho dista de complicación). Basta mirar cómo algunas prendas surgen a partir de la diferenciación de otras. 

Además, podemos ver cómo las túnicas y faldas de géneros etéreos “dan cuenta” de los límites difusos entre lo que comúnmente llamamos realidad y lo que manifestamos como sueños. Somos, también, lo que soñamos.

La tienda de Avenida Alvear fue el escenario perfecto para mostrarnos parte de todo su invierno 2016. Y parte de su identidad. Una pasarela externa con una cuidada selección de estilismos y una ranura (real y metafórica) que invitaba a ingresar: a la boutique para experimentar con todos los sentidos cada una de las prendas, y al mundo Bomparola. 

modazip bomparola parte del todo final

Bomparola es una identidad que abraza el lujo y la exclusividad que se reafirma en una especie de juego que anima a experimentar-se. Es necesario sabernos seres con historia que no vuelven al pasado para quedarse en su zona cómoda  – o conocida- sino para convertirlo en el puntapié que nos permite avanzar. Sólo así puede haber crecimiento. Sólo así puede haber evolución. Sólo así puede haber identidad. Sólo así hay Eva (en este universo). 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s